Margarina – plástico o alimentos ?

Am deschis înscrierile la
o nouă grupă de Abheda Yoga si meditație
Cu Leo Radutz!
Din 15 septembrie - in Bucuresti si Online. CLICK pe link pentru detalii

https://alege.abhedayoga.ro/yoga-septembrie/

MargarinaExiste la creencia de que la margarina apareció durante la Segunda Guerra Mundial después del racionamiento de la mantequilla y después de que investigadores estadounidenses descubrieran accidentalmente que si calientan una mezcla de aceites vegetales a 150 grados centígrados, en presencia de hidrógeno y utilizando catalizadores de níquel, obtienen un producto blanco. Un producto similar a la mantequilla, pero con una estructura molecular idéntica a la del plástico, llamado “Margot” en honor a la esposa de uno de los científicos.
La estructura química de la margarina se parece mucho a la del plástico.
Se compone de grasas trans que son las más dañinas para el cuerpo humano. Las grasas trans no pueden ser absorbidas por el cuerpo, intoxican las células e interrumpen el metabolismo y la digestión. En dosis altas causa obesidad, enfermedades del corazón incluso cáncer.

Desde entonces, se dice, la margarina se ha enriquecido con todo tipo de colorantes, sabores y vitaminas sintéticas y, por lo tanto, se ha transformado en un producto que se ha vuelto muy tóxico debido a los procesos de hidrogenación y luego interesterificación. Las grasas sintéticas no pueden ser quemadas por el cuerpo, se depositan en la membrana de las células del sistema inmune y lo paralizan almacenándolo en tejidos. El corazón, el cerebro y la circulación sanguínea se verían fuertemente afectados.

* La margarina apareció durante la Segunda Guerra Mundial
FALSO – Las enciclopedias dicen que la margarina fue desarrollada en la década de 1860 por el químico francés Hippolyte Mège Mouriès, siendo reconocida en Europa y patentada en los Estados Unidos en la década de 1870. En el sitio web WorldFoodHistory se muestra que se inventó para ser un sustituto más barato de la mantequilla, en un momento en que se había convertido en un producto exótico en Francia, por lo que las personas más pobres tenían algo que ungir en el pan.

En la primera fase, Mouriès preparó la margarina batiendo el sebo de vaca con sal y leche, enfriado para solidificar la mezcla, que luego se amasó para obtener una consistencia plástica. Más tarde, otras grasas animales y vegetales demostraron ser efectivas para obtener el producto. Según la enciclopedia británica, las grasas utilizadas variaban mucho. Al principio predominaron los animales, luego se cambió a los vegetales, principalmente los aceites de semillas de algodón, soja, cocos, cacahuetes, maíz y palma.

En los años 50, el creciente interés en los efectos de las grasas y aceites poliinsaturados en la salud fomentó el uso de aceites de maíz, azafrán y girasol como ingredientes de la margarina. En 1973, el consumo mundial de margarina era un 25% más alto que el de mantequilla.

*La margarina fue producida por hidrogenación
TRUE – Con el desarrollo de la tecnología, los fabricantes han comenzado a utilizar para la producción de margarina una mezcla de aceites vegetales hidrogenados, con un alto grado de plasticidad, y los ingredientes han llegado a incluir emulsionantes y agentes aromatizantes, vitaminas A y D, colorantes o conservantes. Esta práctica se extendió hasta principios de los años 90, cuando se descubrió que las grasas trans obtenidas por hidrogenación conllevan el riesgo de enfermedad cardiovascular.

*La margarina tiene la misma estructura molecular que el plástico y es tóxica
El Dr. Serban Damian, nutricionista deportivo acreditado por el Comité Olímpico Internacional, dice que la analogía entre la margarina y el plástico es exagerada. “El plástico tiene una estructura polimérica, es decir, largas cadenas de moléculas obtenidas sintéticamente del petróleo, mientras que la margarina es una mezcla de agua y grasas de origen vegetal sobre la que, efectivamente, interviene químicamente el proceso llamado hidrogenación. Que es tóxico me parece un poco dicho mucho, con efectos cuestionables sobre la salud, sí. Las grasas trans, las obtenidas por hidrogenación, influyen negativamente en el perfil lipídico, aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares”.

Representantes de Unilever, una empresa que tiene tres marcas de margarina en el mercado rumano, dicen que se ha demostrado desde los años 90 que los ácidos grasos trans dañan los lípidos sanguíneos: “aumentan el nivel de colesterol total y colesterol LDL (colesterol malo) y bajan el nivel de colesterol HDL (colesterol bueno)”, citando dos estudios publicados en el New England Journal of Medicine.

Desde entonces, los fabricantes de margarina han comenzado a eliminar estos ácidos. Unilever los abandonó en 1995 al excluir los aceites hidrogenados. “Las grasas trans pueden estar presentes en estas margarinas solo en forma de trazas, como resultado del proceso de refinación de los aceites vegetales naturales utilizados en la producción de margarina”, explican los representantes de la compañía.

*El proceso de interesterificación en la obtención de margarina es perjudicial
UNCERTAIN – Últimamente, dice Serban Damian, la industria ha comenzado a agregar a la composición de los ácidos grasos de margarina de los grupos Omega 3 y Omega 6, cuyos beneficios han sido intensamente documentados, información también reforzada por Unilever. Es uno de los intentos de lavar el pecado de las grasas trans.

Los productores de margarina han pasado del proceso de hidrogenación al de fraccionamiento e interesterificación. Según Unilever, por fraccionamiento se separan las diferentes fracciones de las grasas, en función de su punto de fusión, y la fracción sólida se mezcla con los aceites vegetales para darles la estructura necesaria. Esto da como resultado una mezcla untable.

“La interesterificación es la reorganización de los ácidos grasos a lo largo de la molécula de glicerol. Además de esta redistribución, los componentes de las grasas, incluida la estructura de los ácidos grasos, permanecen sin cambios. Los estudios han demostrado que la interesterificación no afecta los niveles de grasa en la sangre”, dijo la compañía.

Algunos estudios afirman que el proceso de interesterificación sería mucho mejor para obtener margarinas porque elimina los efectos nocivos en el cuerpo, especialmente en términos de alterar el perfil lipídico, que está estrechamente relacionado con las enfermedades cardiovasculares, dice Serban Damian. “Otros estudios dicen que tampoco estaría del todo bien”. Y esto se debe a que este proceso destruiría la estructura natural de la grasa y sería reemplazado por uno artificial, redistribuyendo al azar los ácidos grasos, siendo los ácidos artificiales más dañinos que los naturales.

*La margarina es más saludable que la mantequilla
FALSO – Serban Damian afirma repetidamente que, aunque se echa a perder más que la mantequilla, la margarina no es una mejor alternativa para él. “La razón principal es la composición. La mantequilla es un alimento 100% natural, en el que las grasas no han sido alteradas por procesos químicos. La margarina, por otro lado, es un alimento casi sintético. Obviamente, en ambos casos la cantidad en la que se consume el producto debe ser limitada, porque ambos tienen una mayor concentración calórica”. Además, la margarina tiene efectos cuestionables en el cuerpo. “La margarina es un factor que se suma a otros. No creo que en sí mismo produzca enfermedad, a menos que haya un terreno favorable”, pero piensa la nutricionista.

Si dejas un trozo de margarina al sol, nada se manchará, no se estropeará ni cambiará sus propiedades. Ninguna mosca se asentará en él, una señal de que no contiene ningún nutriente.

Este artículo fue tomado de hotnews.ro

Scroll al inicio