¡La meditación puede producir cambios a nivel molecular en el cuerpo humano, activando nuestro ADN!

Últimamente, se ha hablado mucho sobre la idea de “activar el ADN”, Sin estar respaldados por una base científica, pero recientemente nuevos estudios de investigación realizados en la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos, en España y en Francia, han destacado el hecho de que después de un cierto tiempo de práctica de meditación, se producen cambios moleculares en el cuerpo, lo que demuestra que, de hecho, ¡ciertos genes cambian mientras meditamos!

El estudio investigó los efectos de un día intensivo de meditación, practicado en un grupo de meditadores experimentados, teniendo como grupo de control un grupo de sujetos no entrenados en meditación que solo permanecían en silencio sin una práctica meditativa.

Después de ocho horas de práctica de meditación, los meditadores exhibieron un cierto grado de cambios genéticos y moleculares, incluidos niveles alterados del sistema de regulación genética. Al reducir su nivel proinflamatorio, que se ha correlacionado con una recuperación mucho más rápida del cuerpo de situaciones estresantes.


“Por primera vez, tenemos evidencia que atestigua cambios rápidos en la expresión de los genes de los sujetos que practicaron la meditación”, dice el
autor del estudio Richard J. Davidson, fundador del Centro para la Investigación de la Mente Sana, y William James, ambos profesores de psicología y psiquiatría en la Universidad de Wisconsin – Madison, Estados Unidos.

“Lo que es más interesante es que los cambios observados en los genes que son las dianas actuales de los fármacos antiinflamatorios y analgésicos”, dice Perla Kaliman, investigadora del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, España, donde se centralizaron los resultados del análisis molecular.

Los resultados del estudio fueron publicados en el American Journal of Psychoneurology and Endocrinology, mostrando los efectos beneficiosos sobre los procesos inflamatorios, confirmando los estudios clínicos previamente realizados y aprobados por la AHA (American Heart Association) como intervención preventiva.

Los nuevos resultados proporcionan un posible mecanismo biológico con efectos terapéuticos inmediatos. Así que no solo imaginamos que cambiamos nuestro material genético mientras meditamos, sino que este cambio realmente tiene lugar en nuestro cuerpo, a través de los genes.

En el siguiente video, te invitamos a ver un material interesante que habla sobre la activación del ADN, ¡una visualización agradable!

 

Fuente: http://www.spiritscienceandmetaphysics.com

 

Scroll al inicio